domingo, 21 de abril de 2013

La Gran Sinagoga Coral de San Petersburgo

La Gran Sinagoga Coral de San Petersburgo (Khoralnaya Sinagoga en ruso) diseñada en el suntuoso estilo morisco por los arquitectos Lev Bakhman e Ivan Shaposhnikov es uno de los edificios más extraordinarios de la ciudad. Por dentro y por fuera lo decora un rico ornamento oriental, raro para estas latitudes. El famoso crítico de arte del siglo XIX Vladimir Stasov, participante activo de los debates acerca del diseño de la sinagoga, creía que este estilo es el más cercano al estilo antiguo judío y le servían como testimonio las sinagogas de Toledo construidas en el estilo morisco. En la segunda mitad del siglo XIX la moda del estilo árabe se divulgó en toda Europa, por ejemplo en Alemania (Berlin, Leipzig) en esta época también se construían sinagogas con formas orientales. Como principal fuente de inspiración para el proyecto de la sinagoga de San Petersburgo sirvió el estilo del palacio de Alhambra en España (la principal fuente del estilo pseudo morisco para toda Europa). Pero también se puede encontar la infuencia de los mausoleos mamelucos en el Cairo en Egipto (coincide la forma de la cúpula), los ornamentos decorativos copiados de los manuscritos antiguos judíos, algunos elementos del estilo modernista (art nouveau) y la arquitectura de Asia Central que estaban de moda en aquel entonces en Rusia.


 La sinagoga se pudo construir en respuesta a la creciente comunidad judía de San Petersburgo cuando el zar Alejandro II con sus reformas liberales de los años 1850-1860 disminuyó las restricciones para la residencia de judíos en la capital - permitió residir fuera de la así llamada "zona de asentamiento" a los mercaderes del Primer Gremio, universitarios, artesanos y funcionarios jubilados judíos. Claro que su modo de vivir, comportarse e incluso hablar tenía poco en común con los que vivían en los límites de la zona de asentamiento. Era la parte más ilustrada, culta, influyente y rica de la diáspora judía de Rusia. En aquel entonces en la capital rusa no hubo sinagoga, solo unos pequeños oratorios judíos, y logicamente surgió el deseo de construirla.

En 1868 los jefes de la comunidad judía de San Petersburgo empezaron la tramitación de la construcción de la Sinagoga Coral, y al cabo de un año de dudas y debates se obtuvo la autorización del zar que dio su permiso el 1 de septiembre de 1869. Claro que la construcción la tenia que pagar la comunidad judía de la ciudad.



Diez años tardaron en elegir el lugar dónde ponerla porque el gobierno ruso no la quería tener en el centro de la ciudad y cerca de las iglesias ortodoxas. Al final la cominidad judía pudo comprar una parcela en Kolomna, un barrio pobre de pequeños comerciantes, obreros y campesinos - por un lado alejado del centro de la ciudad y cerca de una carcel ("El Castillo Lituano", destruido despues de la revolución), por otro lado es donde si situaba el famoso teatro Mariinsky y el Conservatorio de San Petersburgo. Los mismos judíos decían que era un lugar "relativamente decente". Los primeros proyectos de la sinagoga presentados a las autoridades les parecieron demasiado lujosos y los arquitectos tuvieron que disminuir el tamaño del edificio y la cantidad de cúpulas y quitar una parte de adornos exóticos de las fachadas. Al final en 1881 el proyecto definitivo fue aprobado por el zar y empezaron las obras.


 La sinagoga abrió en 1893 - fecha en la que en San Petersburgo se censaban unos16.500 judíos - y permaneció abierta sin cerrar hasta ahora, durante toda la época soviética, incluso durante el asedio nazi de 1941-1944. Sin embargo, los poderes soviéticos, como los zares en su época, tampoco estaban muy felices por la presencia de la sinagoga judía en la ciudad, por eso después de la II guerra mundial delante del edificio plantaron los árboles que tapaban su fachada para que no llamara mucho la atención.




A pesar de la modificación del majestuoso proyecto inicial, la Sinagoga Coral de San Petersburgo es la mayor sinagoga de Rusia y la segunda en Europa (después de la de Budapest) por su tamaño y sorprende por su grandeza (tiene capacidad para 1200 personas, la cúpula mide 47 m de altura).

La sala principal y el vestíbulo de la sinagoga son famosos por su acústica espectacular. Los hombres rezan en la planta baja y las mujeres en el primer piso. Hay también un salón de bodas, una sala de reuniones de lso miembros de la comunidad, una biblioteca, una mikve (espacio donde se realizan los baños de purificación). A comienzos del siglo XXI el edificio fue totalmente restaurado con gran ayuda financiera de la familia de los banqueros Safra.

Según los resultados del último censo de la población (2010) en San Petersburgo ahora viven unos 25 mil judíos (unos 0,5% de la población de la ciudad).



        Dirección de la sinagoga - Lermontovskiy prospekt (avenida de Lermontov), 2

La sinagoga está abierta para las visitas turísticas todos los días desde las 10.00 hasta las 18.00, menos los sábados y las festividades judías. Tiene tienda de productos kosher y un restaurante de comida judía.

martes, 12 de febrero de 2013

25 libros más queridos en Rusia


1. Mijaíl Bulgákov. El maestro y Margarita.
2. Alexandr Pushkin. Eugenio Oneguin.
3. Fiódor Dostoievski. Crimen y castigo.
4. León Tolstói. Guerra y paz.
5. Antoine de Saint-Exupéry. El Principito.
6. Mijaíl Lérmontov. Un héroe de nuestro tiempo.
7. Ilyá Ilf y Evgueni Petrov. Las doce sillas.
8. George Orwell. 1984.
9. Gabriel García Márquez. Cien años de soledad.
10. J. K. Rowling. Harry Potter.
11. Nikolái Gógol. Almas muertas.
12. León Tolstói. Anna Karenina.
13. Fiódor Dostoievski. El idiota.
14. Oscar Wilde. El retrato de Dorian Gray.
15. Alexandr Griboyédov. El mal de la razón.
16. Iván Turguénev. Padres e hijos.
17. J.R.R.Tolkien. El Señor de los Anillos.
18. J. D. Salinger. El guardián entre el centeno (The Catcher in the Rye).
19. Erich Maria Remarque. Tres camaradas.
20. Borís Pasternak. Doctor Zhivago.
21. Mijaíl Bulgákov. Corazón de perro.
22. Lewis Carroll. Alicia en el país de las maravillas.
23. Fiódor Dostoievski. Los hermanos Karamázov.
24. Arthur Conan Doyle. Las aventuras de Sherlock Holmes.
25. Alexandre Dumas. Los tres mosqueteros.

Según los estudios de http://rusrep.ru/article/2013/02/06/literatura

lunes, 26 de marzo de 2012

Catarata en el río Sablinka

Este salto de agua está en el río Sablinka, afluyente del Tosna, a unos 40 km al sur de San Petersburgo,
en las cercanías de la ciudad Tosno y es un fenomeno natural muy famoso en nuestra región. Ayer estuvimos allí y pude hacer este video.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Hora de comprar regalos de Navidad!

El nuevo centro comercial "Galería" de San Petersburgo
El mejor lugar para hacer compras en San Petersburgo es el nuevo mall "Galería" situado en el pleno centro de la ciudad, en el cruce de las avenidas Ligovsky y Nevsky, al lado de la estación de ferrocarril de Moscú. El centro comercial tiene cinco pisos, unas 300 tiendas, un cine con 10 salas, una pista de bowling de 27 carriles, numerosas cafeterías y restaurantes y atrae a los habitantes de San Petersburgo y los turistas con una amplia selección de marcas internacionales y locales y una zona de diversión y entretenimiento. También el mall "Galería" tiene un estacionamiento subterráneo de dos niveles para 1.200 coches que se considera uno de los más grandes en Rusia.

Los interiores del mall "Galería"
Dirección: San Petersburgo, Ligovsky prospekt, 30A. Estación de metro "Ploschad Vosstanya"
Abierto todos los días desde las 10.00 hasta las 23.00.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Nevskiy prospekt (Avenida Nevsky, San Petersburgo)



He hecho este video hoy, el 16 de diciembre. Como pueden ver, todavía no hay nieve en San Petersburgo,
aunque la fiestas de Navidad y del Año Nuevo se aproximan... Es el centro de la ciudad, la avenida Nevsky,
la catedral de la Virgen de Kazán (obra del arquitecto Voronijin, a veces la llaman "el Vaticano ruso"), enfrente esta el precioso edificio modernista - la casa Singer (antes era la sede de la empresa de máquinas de coser), ahora es la principal tienda de libros de la ciudad - la Casa del Libro. Arriba esta el globo terráqueo de crsital - emblema de Singer.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Viajar entre San Petersburgo y Helsinki en ferry

Soy guía turística de San Petersburgo y a menudo los turistas que preparan su estancia en nuestra ciudad me preguntan sobre la posibilidad de viajar entre San Petersburgo y Helsinki en barco. Acabamos de hacer este viaje (mi hermana, mis hijos y yo) y ahora les puedo dar los detalles de primera mano.

Actualmente tenemos dos buques grandes (ferrys de pasajeros) que circulan entre San Petersburgo y las capitales de Finlandia (Helsinki), Estonia (Tallinn) y Suecia (Estocolmo). Uno se llama "Princesa María" (en honor de la madre del último zar ruso), otro es "Princesa Anastasia" (en honor de la hija del último zar).

Barcos "Princesa María" (a la izquierda) y "Princesa Anastasia" (a la derecha)
"Princesa María" circula entre San Petersburgo, Helsinki y Tallinn y "Princesa Anastasia" entre San Petersburgo, Helsinki, Estocolmo y Tallinn. Los horarios pueden variar en función de las temporadas, por eso les doy el enlace directo del operador que organiza estos cruceros ("St. Peterline") donde se puede encontrar la información actualizada:
Horario de "Princesa Anastasia"
Itinerarios de los ferrys del Báltico que pasan por San Petersburgo
Normalmente los buques salen por la noche de San Petersburgo y llegan a Helsinki (o a Tallinn) por la mañana. Es cómodo, porque no pierdes el día y por la noche a bordo se puede dormir cómodamente en el camarote. Lo mismo para el regreso, el ferry sale por la tarde/noche y llega a San Petersburgo por la mañana.

Estos buques pueden ser utilizados de dos maneras: como un crucero, es decir para el viaje de placer bajando en las ciudades que son escalas del itinerario, visitándolas durante el día y regresando por la tarde al bordo para seguir el viaje o como medio de transporte para llegar de un punto al otro y quedarse allí, en este caso no se compra el viaje entero, sino una parte de la ruta, en nuestro caso preferimos la segunda opción.

Nuestra idea era ir de San Petersburgo a Helsinki, bajar allí, pasar dos días en Helsinki alojándonos en un hotel (esta vez elegimos el "Crowne Plaza" que resultó muy bueno y confortable aunque un poquito más alejado del centro que los hoteles céntricos donde solemos alojarnos habitualmente) y regresar a San Petersburgo. Nos dirigimos a la oficina del operador "St. Peterline" donde nos informaron que en nuestro caso había que hacer la ruta de ida San Petersburgo - Helsinki en el ferry "Princesa Anastasia" que salía el 8 de diciembre de 2011 a las 21.00 y llegaba a Helsinki el 9 de diciembre a las 09.30. En ambos casos la hora es local, en invierno hay dos horas de diferencia entre la hora de San Petersburgo y la de Helsinki (en verano - una hora), por eso cuando el barco llega a Helsinki a las 09.30, en San Petersburgo ya son las 11.30. Para el regreso nos ofrecieron hacer el viaje Helsinki - San Petersburgo en el barco "Princesa María" que salía de Helsinki el 10 de diciembre a las 19.00 y llegaba a San Petersburgo el 11 de diciembre a las 08.30. Nos pareció adecuado y así lo hicimos.

Pagamos el viaje en la oficina de "St. Peterline" en San Petersburgo, todo fue rápido y eficaz, se necesitaron sólo los datos de nuestros pasaportes y de nuestros visados Shengen. Pagamos el viaje en efectivo, pero también era posible hacerlo on line en la web de St. Peterline . El billete era un papelito imprimido, válido para los viajes de ida y vuelta:
El viaje de ida (San Petersburgo - Helsinki) y vuelta (Helsinki - San Petersburgo) nos costó 11465 rublos (unos 275 euros), es decir unos 70 euros por persona (ida y vuelta). Para la vuelta optamos por el camarote más económico que había (de la clase E), para ida a Helsinki los de la clase E ya se han agotado y elegimos el de la clase B, un poco más caro. Entre estos dos cabinas no hay diferencia por dentro, se distingue sólo su ubicación (las de la clase E se sitúan en el nivel más bajo, en la cubierta 2 - por debajo del piso de los coches - y nuestra cabina de la clase B estaba en la cubierta 5). Ni una ni otra tienen ventana, pero tomando en consideración que en invierno en nuestras latitudes anochece muy temprano, por las ventanas del barco es difícil ver algo, por eso optamos por la variante más barata sin ventana. Además, en el barco hay muchos lugares públicos con ventanas - halls, bares, restaurantes, cafeterías, así como cubiertas abiertas donde, si hay deseo, es posible admirar el mar y respirar el aire húmedo y fresco, pero eso es mejor hacerlo en verano, ahora hace mucho frío y todo es muy oscuro :)
En la cubierta superior de "Princesa Anastasia" (08.12.2011)
En el video de promoción salen los camarotes de lujo, los más económicos son mas sencillos y parecen un poco a los compartimientos de tren, con camas a dos niveles, todos tienen su propio cuarto de baño con ducha y una área pequeña para colgar ropa. En las cabinas hay aire acondicionado.

Camarote de la clase E
Abajo se puede encontrar información sobre las clases de cabinas, ver fotos, planes, y qué tienen dentro:
Son camarotes de "Princesa María", los de "Princesa Anastasia" son muy parecidos.

Pasillo con camarotes de "Princesa María"

Este "Boarding Card" sirve de pase y de llave del camarote, hay que  guardarlo hasta el final del viaje, lo piden  presentar a la salida del barco
Los precios se diferencian mucho en función de la temporada, ruta, buque concreto, clase de camarote, ofertas, etc., por eso les recomiendo poner las fechas y otros detalles de su viaje en el formulario en la web de St. Peterline y obtener los precios concretos y actualizados para su caso.

Subimos a bordo del ferry "Princesa Anastasia" (San Petersburgo, 08.12.2011)
Ahora los buques salen de la Estación Marítima de San Petersburgo ("Morskoy Vokzal", dirección: ploschad Morskoy Slavy (plaza de la Gloria Marítima), 1, en la isla Vasilievsky) y llegan a la terminal Makasiini en Helsinki. Aquí hay mapas de las terminales en ambas ciudades Sin embargo, en función de la temporada las terminales pueden variar, les recomiendo pedir la información actualizada para la época de su viaje al operador. Para embarcar en el ferry hay que llegar con anticipación, 1-2 horas antes como mínimo, hay colas para pasar los controles de pasaportes y aduana.

Escaleras del barco "Princesa María". Claro que también hay ascensores.
Ambos barcos son enormes y tienen muchas diversiones para los que no quieren dormir por la noche - restaurantes, bares, cafeterías, tiendas Duty Free, cine, casino, club de noche, discoteca, espectáculo nocturno, sauna con piscina, etc. Todo se paga aparte. Se puede pagar con euros o con rublos. En la web de St. Peterline hay descripciones, fotos, precios de todo.

Recepción del ferry
Nosotros cenamos bastante bien en el restaurante italiano "Sicily" de "Princesa Anastasia", tomamos café en "Rabbitbar" y fuimos al spa (20 euros por persona) que era muy bueno, tenía sauna finlandesa, piscina, jacuzzi, masajes, gimnasio. Mientras tanto todo el mundo se divertía en los bares y clubs de noche, hubo bastante gente borracha por el barco, pero nosotros después de relajarnos en el spa en seguida nos acostamos y dormimos muy bien. El mar estaba tranquilo, el cabeceo casi no se notaba y daba la sensación de dormir en un hotel. Por la mañana desayunamos en el restaurante que ofrecía un buffet por 12 euros por persona, era medio bueno, pero nos sirvió para reponer fuerzas.

Escaleras de "Princesa Anastasia"
Viajando de regreso a San Petersburgo en "Princesa María", decidimos no cenar porque almorzamos muy bien en Helsinki, sólo tomamos una cosita ligera en la cafetería "Bake and Coffee" (ejemplos de precios: cheesecake - 3 euros, croissant - 2 euros, café americano - 2.50 euros, cacao - 2 euros, pepsi (0,2 l) - 1.50 euros). Fuimos al cine del barco y vimos una comedia norteamericana (5 euros por persona), fuimos al spa que estaba muy cerca de nuestro camarote (clase E) y nos divertimos mucho en la piscina que tenía olas enormes porque el tiempo cambió y empezó el fuerte cabeceo en el mar por fuera y la piscina cada minuto amenazaba con echarnos con sus olas a la orilla, parecía una verdadera tempestad en el nuestro pequeño "mar" que repetía los movimientos de las olas grandes que rompían contra el casco del buque. El spa en "Princesa María" era un poco peor que en el primer barco - había una sola ducha en la sauna (en "Princesa Anastasia" había dos) y no tenía jacuzzi ni gimnasio (tal vez por eso era más barato - 10 euros por persona + 7% de propina que es obligatoria en todos los establecimientos de este ferry). Es curioso, pero en ambos barcos los spa estaban practicamente vacíos, la gente prefirió emborracharse arriba y nos sentíamos como reyes en nuestra sauna "privada".

Piscina y jacuzzi de "Princesa Anastasia"
También fuimos a la tienda Duty Free y compramos como regalo para nuestros parientes y amigos algunas botelles de licores y cajas de buen chocolate que aquí salían más baratas que en San Petersburgo. Hubo también perfumes, cigarillos, juguetes y otras cosas típicas para las tiendas libres de impuestos. Ejemplos de precios: bombones de chocolate Fazer (320 g) - 6.10 euros, chocolate menta (400 g) - 5.50 euros, licor Vana Tallinn (0,5 l) - 4 euros, ginebra estonia Liviko (0,5 l) - 2.50 euros, etc.

Tienda Duty Free de "Princesa María"

Bar con piano de "Princesa Anastasia"
La noche que pasamos en "Princesa María" era peor por el fuerte viento y cabeceo, las botellas en la tienda tintineaban, la gente se tambaleaba al andar mezclando los efectos del exceso de alcohol con los del cabeceo de las olas, y acostándonos sentíamos las constantes vibraciones del barco y los golpes del mar contra el casco que a veces producían un poco de miedo. Pero todo fue bien y sin accidentes, el buque llegó a San Petersburgo a la hora debida, a las 09.30 de la mañana, todavía era de noche, pasamos por los trámites de aduana (muy superficiales) y el control de pasaportes y fuimos a casa donde con mucho gusto recuperamos las horas del sueño que nos faltaron.

Hockey de aire en la zona de juegos en el barco "Princesa Anastasia"
Impresión general: el viaje en ferry es cómodo y relajado (duermes por la noche, tienes espacio para pasear y divertirte y hasta bañarte en la piscina en vez de estar sentado sin posibilidad de moverte en un tren o autobus) y además barato (el viaje en tren "Allegro" San Petersburgo - Helsinki costaría un doble). Eligiendo entre las dos embarcaciones, yo votaría por "Princesa Anastasia" que nos ha parecido un poquito mejor (por ejemplo tenía una zona de videojuegos - con hockey de aire, "Guitar Hero", etc. - que en seguida apreciaron mis hijos, la echaron mucho de menos en "Princesa María" donde la zona de juegos era sólo para los niños pequeños; el spa era mucho mejor en en "Princesa Anastasia", tenía jacuzzi, masajes, gimnasio; el restaurante italiano nos ha gustado también). Pero en realidad hay muy poca diferencia entre estos barcos, son como dos hermanos y se parecen mucho:

El buque "Princesa María" de 168 m de eslora, construido en 1980 en Finlandia, modernizado completamente en 2010 en Dinamarca, puede transportar a unos 1.760 pasajeros y pueden ir unos 400 coches.
El buque "Princesa Anastasia" de 177 m de eslora, construido en 1986 en Finlandia, modernizado completamente en 2011 en Lituania, puede transportar a unos 2.500 pasajeros y pueden ir unos 580 coches.

"Princesa Maria" en Helsinki
Si tienen preguntas sobre el tema, con mucho gusto les contestaré aquí mismo o en el libro de visitas de mi web principal de guía turística de San Petersburgo


martes, 8 de noviembre de 2011


La emperatriz Elizabeta (Isabel) Petrovna: suntuosos festines de un reinado divertido

Palabras claves: Radio, Rusia
 
1.11.2011, 20:25


En la noche del 25 de noviembre de 1741, Elizabeta, hija de Pedro Primero quien tenía apenas 32 años, acompañada de algunos de sus próximos, levantó una compañía de granaderos del regimiento de la Santa Transfiguración. Sin encontrar ninguna resistencia, respaldada por granaderos leales, se autoproclamó nueva emperatriz de Rusia y ordenó encarcelar en el fortín al emperador menor de edad Iván VI con sus familiares y sirvientes.